Artículos
Publicación de artículos de diversos temas con el fin de proporcionar información a doctores y pacientes.

  Ir a Artículos
Imagénes y Videos
Publicación de Imágenes y videos de Interés como complemento informativo del sitio.

  Ir a Imágenes y Videos
Cursos
Aqui se informará sobre diversos cursos de interés para doctores y pacientes.

  Ir a Cursos
 

PRIMERA VISITA AL GINECÓLOGO

Parte del proceso de crecer es aprender a cuidar de tu cuerpo. Esto quiere decir tomar buenas decisiones con respecto a tu salud, evitar todo lo que te pueda causar daño y acudir a un médico o a otro proveedor de atención médica para el cuidado de rutina. Si nunca has tenido un examen ginecológico, es posible que tengas preguntas sobre lo que sucederá en la primera consulta. Este folleto tiene por objeto explicar:

 

 

  • Lo que puedes esperar en una consulta ginecológica
  • Los exámenes que posiblemente te hagan
  • los temas específicos que se pueden tratar

 

Qué puedes esperar

La consulta ginecológica está centrada en los órganos reproductores de la mujer y sus funciones. Las mujeres jóvenes deben tener la primara consulta ginecológica entre los 13 y 15 años. La primera consulta puede consistir sólo en una conversación entre tu médico y tú. De esa manera ambos llegarán a conocerse y te ayudará a determinar lo que puedes esperar durante las consultas futuras. Es normal sentirse nerviosa en la primera consulta. Puede ser útil hablar sobre ello con tus padres o con otra persona de tu confianza para que sepas lo que puedes esperar.

Es posible que tu médico haga muchas preguntas sobre ti y tu familia. Algunas de ellas pueden parecer personales, como preguntas sobre tu periodo menstrual o tu actividad sexual (tanto sexo vaginal, oral como anal). El médico necesita hacer estas preguntas para determinar cuál es la mejor atención para ti y para mantenerte sana. Es importante para la atención médica que recibas que tus respuestas a estas preguntas sean sinceras y honestas. Éste es un buen momento para hacerle al médico las preguntas que tengas.

Si te preocupa que el médico les cuente a tus padres tu conversación con él, habla sobre ello con el médico. Tu médico explicará la información que se puede mantener confidencial entre ambos y la que debe informarles a tus padres.

 

Exámenes

 

Es posible que se hagan algunos exámenes en la primera consulta. Esto depende de tu edad, si has tenido relaciones sexuales o si tienes algún problema. En esta consulta se pueden hacer los siguientes exámenes y pruebas:

 

 

  • Examen físico general
  • Examen del seno
  • Examen pélvico
  • Prueba de Papanicolaou

 

Es posible que una enfermera o auxiliar médico esté presente durante el examen. Si lo deseas, puedes permitir que un familiar también esté presente durante alguna parte de los exámenes.

 

Examen físico general

 

Durante el examen general, se medirá tu estatura, peso y presión arterial. También te examinarán para detectar otros problemas de la salud.

 

El examen del seno

 

Durante este examen, el médico examinará los senos para detectar masas e indicios de problemas, como la presencia de bultos en el seno. Para realizar el examen, el médico moverá los dedos por el seno siguiendo un patrón circular.

 

El examen pélvico

 

La mayoría de las muchachas no necesita someterse a un examen pélvico durante la primera consulta ginecológica. Sin embargo, si has tenido relaciones sexuales o tienes algún tipo de problema, puede ser necesario realizarlo. Para el examen pélvico, te pedirán que te desvistas y que te pongas una bata de papel o tela. A continuación, te acostarás sobre una camilla para exámenes. Te pedirán que coloques los pies en los apoyapiés y te deslices hasta llegar al borde delantero de la camilla.

 

El examen pélvico consiste de tres partes:

Examen de la vulva

Examen de la vagina con un espéculo

Palpación de los órganos internos con una mano enguantada

El médico examinará la vagina con el uso del espéculo. También es posible que tome una muestra de células para detectar algunas enfermedades de transmisión sexual. Se tomará otra muestra para la prueba de Papanicolaou.

Después del examen con el espéculo, el médico examinará los órganos internos. Colocará uno o dos dedos enguantados y lubricados en la vagina y se desplazará hasta el cuello uterino. Con la otra mano presionará el abdomen desde afuera. Este examen le permite al médico determinar el tamaño, la posición y la forma de los órganos pélvicos internos. También le puede ayudar a detectar cualquier problema. Aunque el examen pélvico puede ser incómodo, no debe doler.

 

La prueba de Papanicolaou

 

La prueba de Papanicolaou detecta la presencia de células anormales en el cuello uterino que pueden causar cáncer. Con el uso del espéculo, el médico obtiene células del cuello uterino con una pequeña brocha y una pequeña herramienta denominada espátula. Las células entonces se envían a un laboratorio para examinarlas. Es posible que no sea necesario hacer una prueba de Papanicolaou en la primera consulta ginecológica. Esta prueba se debe hacer dentro de 3 años de la primera vez que tengas relaciones sexuales o cuando cumplas 21 años.

 

Vacunas

 

Las vacunas son inyecciones que te protegen contra enfermedades que producen ciertas bacterias y virus. Algunas se administran rutinariamente. Otras se les ofrecen a las mujeres que corren un riesgo mayor de contraer ciertas enfermedades. El médico te puede preguntar sobre tu historial médico y sugerir que recibas algunas vacunas.

 

Vacunas que puedes necesitar

 

Las siguientes vacunas se recomiendan para todas las adolescentes:

 

 

  • Vacuna de refuerzo contra tétanos, difteria y tos ferina (Tdap) (una entre los 11 y 18 años)
  • Vacuna contra el virus del papiloma humano (una serie entre los 11 y 12 años; una serie entre los 9 y 26 años para las que no se hayan vacunado todavía)
  • Vacuna meningocócica (entre los 11 y 12 años o a los 13 años y 18 años si no la has recibido anteriormente)
  • Vacuna contra la gripe (o el “flu”)

 

Las vacunas que hayas recibido determinarán si necesitas actualizar la administración de las siguientes vacunas:

 

 

  • Vacuna contra el virus de hepatitis B
  • Vacuna contra el virus inactivado de la poliomielitis
  • Vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola
  • Vacuna contra la varicela

 

Algunas muchachas con un mayor riesgo de contraer ciertas enfermedades o que viven con personas con un riesgo elevado para algunas enfermedades pueden recibir vacunas especiales:

 

 

  • Vacuna contra el virus de hepatitis A
  • Vacuna antineumocócica

 

Síntomas que requieren atención especial

 

Infórmale al médico si presentas alguno de los siguientes síntomas:

 

 

  • Dolor intenso en la parte inferior del abdomen
  • Dolores fuertes durante el periodo menstrual
  • Periodos menstruales que no son regulares o se omiten
  • Dolor alrededor de la vagina o ardor, hinchazón, picazón o secreciones
  • Sangre en la orina

 

Situaciones especiales

 

Muchas mujeres jóvenes comparten las mismas situaciones de salud. La mayoría de estas situaciones forman parte del crecimiento normal.

 

 

  • Dolor y problemas relacionados con los periodos menstruales
  • Acné
  • Peso
  • Relaciones sexuales y sexualidad
  • Anticonceptivos
  • Enfermedades de transmisión sexual
  • Cambios en el estado de ánimo

 

Habla sobre estas situaciones con tu médico. Este es un paso importante para mantenerte sana.

La mayoría de las mujeres jóvenes gozan de buena salud. Los problemas médicos que surgen en las mujeres jóvenes a menudo son el resultado de comportamientos de alto riesgo, como tener relaciones sexuales sin protección o usar alcohol o drogas. Tu médico puede ofrecer algunos consejos sobre cómo prevenir estos problemas y mantenerte sana.

Llevar un estilo de vida sano te puede ayudar a mantener fuerte y saludable por muchos años:

 

 

  • Mantén un peso sano consumiendo una dieta bien equilibrada y haciendo ejercicios con frecuencia.
  • Evita fumar, beber alcohol y usar drogas ilegales.
  • Busca ayuda si cambia con frecuencia tu estado de ánimo o te sientes deprimida.
  • Usa anticonceptivos si tienes relaciones sexuales.
  • Protégete contra las enfermedades de transmisión sexual usando un condón de látex, conociendo y limitando la cantidad de parejas que tienes y evitando actividades sexuales arriesgadas.
  • Mantén al día tus exámenes, pruebas y vacunas de rutina.

 

 

Por último...

 

La primera consulta ginecológica es una buena oportunidad para establecer un estilo de vida sano. Tal vez te sientas nerviosa al principio, pero saber lo que puedes esperar aliviará el temor que puedas sentir.

 

Participa en tu atención médica. Da seguimiento con tu médico para obtener los resultados de los exámenes y las pruebas. Haz preguntas. Visita al médico rutinariamente para asegurarte de que hayas tenido todos los exámenes, pruebas y vacunas que necesitas para mantenerte sana.

Regresar

 

 
 
 
© Dr. Martín Durán Rosado, 2009.Todos los Derechos Reservados
Desarrollado por  Grupo Icarus ® S.A. de C.V.